Buscar
  • Nueva Acrópolis

Cómo Descubrir mi Vocación


Allí donde se cruzan tus talentos y las

necesidades del mundo, está tu vocación.

Aristóteles

La palabra vocación proviene del latín vocatio, que significa llamado. Es un término que hace alusión al hecho de dedicarse a alguna actividad para la que se tiene disposición o inclinación de forma natural. La vocación, tomando en cuenta su definición y desde un punto de vista filosófico, sería entonces un llamado interior, una actitud y una postura hacia y ante la vida.

El descubrimiento de nuestra vocación es el resultado de una profunda reflexión filosófica sobre el sentido de la vida y de nuestro rol en ella. Y no debería reducirse tan sólo a una elección profesional. Este es precisamente uno de los principales obstáculos que podrían impidir que lleguemos a nuestra vocación.

Las expectativas personales o familiares relacionadas con la búsqueda de status y/o de lucro no son los mejores parámetros al momento de definir nuestra vocación. Ella está más bien relacionada con ese impulso interior de expresarnos en el mundo, y de aportar en el desarrollo social e histórico, en la medida que desarrollemos nuestro potencial como seres humanos. Una profesión puede estar incluida en la construcción y vivencia de nuestra vocación si tenemos el suficiente discernimiento para armonizar los diferentes aspectos y etapas de nuestra vida.

El conocimiento de Uno mismo debe ser práctico. Debe producir, entonces, seres autorealizados y sobretodo útiles a la sociedad. No saber cuál es nuestra vocación, implica no saber para qué vivir o vivir a medias, sin poder desarrollarnos a plenitud. En la medida en que nos conozcamos, tendremos mucho más claro el sentido de nuestra vida. Y es justamente ese descubrimiento del Sentido de la Vida el que le da significado a nuestro existir y permite encontrar y construir nuestra propia vocación.

Madurez y Vocación

Cuando hablamos de encontrar nuestra vocación, estaríamos hablando de encontrarnos a nosotros mismos. No es una pregunta o duda intelectual, es una pregunta sobre nuestra propia existencia. Y por lo tanto, requiere una respuesta vivencial y práctica. Esto implica un proceso de maduración, por lo que en las diferentes etapas de la vida, la forma de expresión de nuestra vocación puede cambiar, de acuerdo a nuestras posibilidades, pero también de acuerdo a nuestra experiencia.

El conocimiento de sí mismo a través de la filosofía nos ofrece diversas herramientas para comprender mejor nuestro mundo interior, organizarlo, y en función de nuestras potencialidades, intereses, posibilidades, y circunstancias, tomar las mejores decisiones para nuestra vida y nuestro rol social e histórico. Daniel Espinoza realiza estudios de Filosofía a la Manera Clásica en Nueva Acrópolis desde hace más de 10 años. Es profesor de Tai Chi y Chi Kung.

#danielespinoza #taichi #chikung #artesmarcialesecuador #vocacion #comodescubirmivocacion #nuevaacropolis #filosofiaenecuador #clasesdefilosofia #cualesmidestino

95 vistas

Teléfonos

02-252-3380 - Quito

04-502-4113 - Gye

098-451-9582 - Ibarra

099-827-6226 - Portoviejo

099-803-3310 - Ambato

099- 858-2095- Santo Domingo

099-970-4565 - Machala

099-943-1636 - Milagro

© Nueva Acrópolis Ecuador