Estrés en la oficina: el nuevo enemigo de la salud

August 2, 2014

Según la Organización Mundial de la Salud, el estrés le cuesta a las empresas más $300.000 cada año. Visto de esta manera, la cifra resulta enorme, pero al mismo tiempo bastante abstracta. Así que debemos aterrizar esa cifra a nuestra realidad para comprender la magnitud del problema.

El estrés laboral es uno de los mayores causantes de problemas de salud en la actualidad. De hecho, hoy se sabe que el 75% de los gastos en salud se deben a enfermedades crónicas evitables.

 

El mal manejo del estrés en la oficina genera diferentes tipos de inconvenientes desde cansancio, irritación o dolores musculares, hasta problemas graves de hipertensión, trastornos de ansiedad y depresión.

 

¿Cómo evitar entonces el estrés? Vivimos en un mundo cada vez más complejo y hostil. Por lo tanto, es difícil evitar exponerse a situaciones de presión. Por lo tanto, es importante atacar las causas del estrés. Pero sobretodo, tener la capacidad de manejar las situaciones que generan estrés y dotarse de herramientas que nos permitan eliminarlo.

 

Las técnicas son variadas: unas más eficaces que otras. Es importante recalcar, sin embargo, que independientemente de las técnicas utilizadas, la clave de la gestión del estrés radica en la constancia y la profundidad con la que se apliquen estas técnicas y herramientas. Esto, debido a que el estrés está directamente vinculado con el propio manejo de nuestro mundo emocional.

En Reino Unido se calcula que el 40% de todas las enfermedades laborales está relacionado con una mal gestión del estrés.

 

El mundo emocional no es tan complejo como se podría pensar. Pero hay que aprender a conocerlo y ser constante en las prácticas de manejo del estrés.

 

Hay varias prácticas ancestrales que han probado ser muy eficaces en la gestión del estrés, como por ejemplo el Yoga, Taichi, ChiKung o la meditación. La dificultad radica tal vez en cómo implementar estas prácticas en nuestro diario vivir. Sobretodo, si pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en la oficina.

 

Habría entonces que tener la capacidad de acercar poco a poco la vida laboral de la vida diaria. Es decir, evitar la segmentación de nuestra propia vida y comenzar a comprender que la salud se cuida también en el trabajo. La meditación, entonces, y cualquier otro tipo de práctica debería ser parte de nuestra jornada laboral de forma natural.

 

Después de todo, 10 minutos de meditación en la oficina, no van a afectar nuestro desempeño laboral, pero si pueden impactar de manera positiva en nuestra salud. 

 

Por Fernando Glas

 

Please reload

Featured Posts

Si el tiempo es vida… ¿qué hacer este año con nuestro tiempo?

January 20, 2016

1/3
Please reload

Recent Posts

February 15, 2016

December 29, 2013